martes, 20 de junio de 2017

Primer dia internacional de la Gastronomía Sostenible







Este 18 de junio de 2017 se ha celebrado por primera vez el Día de la Gastronomía Sostenible. Un Día, para sensibilizar, concienciar y llamar la atención para promover hábitos alimenticios más respetuosos con el medio ambiente y con las tradiciones locales. Y es que el conjunto de platos y usos culinarios propios de un determinado lugar configura una de las expresiones más importantes de la diversidad natural y cultural del planeta.


La gastronomía sostenible puede desempeñar un papel fundamental, sobre todo en las comunidades menos favorecidas, ya que promociona el desarrollo agrícola, la seguridad alimentaria, la nutrición, la producción sostenible de alimentos y la conservación de la biodiversidad.


De forma colectiva los principios que pueden orientar el proceso de transición hacia una agricultura de mayor sostenibilidad son:
  1. Mejorar la eficacia en el uso de los recursos en la agricultura
  2. Procurar actividades directas para conservar, proteger y mejorar los recursos naturales
  3. Proteger y mejorar los medios de vida rurales y el bienestar social
  4. Reforzar la resiliencia de las personas, comunidades y ecosistemas
  5. Dotar de mecanismos de gobernanza responsables y eficaces.

Pero para realizar una gastronomía sostenible hemos de implicarnos en cualquiera de los diferentes hitos desde el campo hasta la mesa. Por ello antes de comprar comestibles, podemos cuestionarnos diferentes aspectos:




  • ¿De dónde viene? ¿Cuántos kilómetros ha recorrido ese alimento para llegar a tu mesa? ¿Cuál ha sido su huella de carbono?

  • ¿Dónde se ha producido ese alimento? ¿Lo ha cultivado un pequeño agricultor o proviene de una planta industrial? A continuación, por ejemplo, se expone el origen de los productos agrícolas de Mercabarna en una infografía de El Periódico.


Pensando en la Dieta Mediterránea, el modelo de doble pirámide, desarrollado por el Centro Barilla para la Fundación de Alimentos y Nutrición, se basa en el principio de que los alimentos recomendados para ser consumidos con mayor frecuencia (como verduras, cereales integrales, legumbres y frutas) son los que tienen menor impacto ambiental y, por el contrario, los alimentos que deben tener menos presencia en nuestra dieta (carne y alimentos altamente procesados) tienen un mayor impacto ambiental. Parte de que la dieta mediterránea es un modelo sostenible y genera menos Green House Gas Emission (GHGE) en comparación con los GHGEs generados por dietas con mayor presencia de carne. Se compone de dos pirámides invertidas, la mediterránea complementada con la de sostenibilidad dónde los alimentos más dañinos para el medio ambiente están representados en la parte superior y alimentos más saludables y menos dañinos para el medio ambiente en la parte inferior.




Una última noticia, 2017 es el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo y la gastronomía es una parte esencial para acercarnos y conocer otras gentes, entornos y costumbres. Este compromiso con la sostenibilidad se manifiesta en el apoyo a los productores locales y ha sido recogido en el documento de conclusiones del 3º Foro Mundial de Turismo Gastronómico de la OMT, celebrado en San Sebastián entre el 8 y el 9 de mayo de 2017.

Dicho en pocas palabras: "lo que es bueno para nosotros es bueno para nuestro planeta" o viceversa ¡que estupenda casualidad! ¡que estupenda oportunidad para nuestra salud y la salud de la Tierra.







martes, 30 de mayo de 2017

¡Que bien, que nos llevan al huerto!



Un año más llegado el 28 de mayo nos encontramos con la efeméride que hace 16 años propuso la extinta Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada (SENBA) para dedicar a la nutrición. Es el Día Nacional de la Nutrición (DNN), coordinado por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) y que cuenta con el apoyo de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

El mensaje del DNN para 2017 es: "Este año, te llevamos al huerto", y se ha centrado en promocionar las frutas, hortalizas y verduras, con el fin de educar a la población sobre una dieta saludable. Y realmente resultan necesarias actuaciones para estimular el consumo de vegetales en la población infantil. Según la Encuesta Nacional de Alimentación en Población Infantil y Adolescente, ENALIA,  solo el 30 % de niños y niñas consume fruta fresca o zumos naturales más de una vez al día, y tan solo el 3 % consume hortalizas más de una vez al día.

Un resumen de las ideas clave para este día se ha plasmado en el folleto para la población general.


Según el último Informe de consumo alimentario en España publicado (2016):

  • Se redujo el volumen de compra de frutas frescas para el hogar un 1,2%.  Castilla y León, País Vasco, Navarra y Galicia fueron las comunidades autónomas con un perfil más intensivo en el consumo de frutas. Sin embargo, La Rioja, Comunitat Valenciana y Extremadura destacan entre las menos intensivas en el consumo de esta categoría.
  • El consumo doméstico de hortalizas y patatas frescas se mantuvo prácticamente estable. Por comunidades autónomas, destacan Aragón, Cataluña y la Comunidad Foral de Navarra como las más intensivas en el consumo de hortalizas frescas. Por el contrario, Principado de Asturias, La Rioja y Cantabria se posicionan como las que menos consumo realizan de la categoría. 

Tanto desde la FESNAD como desde la AECOSAN se ha indicado que “consumir fruta  verduras y/o hortalizas, en el desayuno, almuerzo, merienda, como acompañamiento y/o como postres en las comidas principales (comida y cena), ayudan a nuestro organismo a prevenir enfermedades entre las que destacan las cardiovasculares, el cáncer, enfermedades del sistema digestivo y algunas enfermedades neurodegenerativas”.

Sus consejos son claros:


Y es que en cualquier temporada podemos disfrutar de verduras , hortalizas y frutas a un precio más que razonable, siempre que se compren los alimentos de proximidad y en su estación óptima.  

Esta folleto repasa cuando es la mejor temporada para consumir cada vegetal.



Y ¿qué vegetales mantienen mejor sus composición nutritiva? ¿los frescos, los refrigerados o los congelados?

Recientemente, en 2017, se ha publicado en Journal of Food Composition and Analisys un clarificador estudio sobre esta cuestión. El estudio imita los típicos modelos de compra y almacenamiento de los consumidores y compara nutrientes (vitamina C, provitamina A y folato) en diversas verduras, hortalizas y frutas en productos frescos, frescos almacenados y congelados. Y concluye que:

  • Los productos frescos pierden vitaminas durante el almacenamiento refrigeradosegún pasan los días.
  • El supuesto de los consumidores de que los productos frescos tienen mucho más valor nutricional que el congelado es incorrecto.
  • En algunas situaciones, los productos congelados son más nutritivos que su homólogo de 5 días fresco almacenado.
Con todo esto creo que las enseñanzas de este DNN-2017 dedicado a frutas y verduras son claras:

  1. Aumentemos nuestro consumo de frutas y/o verduras. Una ración más al día siempre va a ser una acción beneficiosa para nuestra salud.
  2. Las frutas y verduras evitaran nuestro envejecimiento por sus bondades antioxidantes: ver post ¡No quiero oxidarme!
  3. Hasta la salud emocional puede mejorarse: ver post Yo para ser feliz quiero ¿más fruta?
  4. En el día a día compra lo que vayas a consumir, alimentos próximos y frescos.
  5. Si no estamos de temporada los congelados pueden ser una buena alternativa a un precio razonable.